EL LADO OSCURO DE MARIO BROS


En 1983 aparece por tercera vez en la historia del Nintendo el personaje Mario Bros, fija éste como su nombre definitivo y se inmortaliza como el “Superman” de las consolas, siendo el personaje más entrañable y carismático de la historia del Nintendo. Sin embargo, en 1981 Mario aparece bajo el seudónimo Jumpman (‘saltador’) en el juego de Donkey Kong, todo esto en 8-bits, y es justo aquí cuando toda una generación voltea a ver al futuro por medio del entretenimiento, el arte y la tecnología, y la industria pop se envolvería en un solo objeto: las consolas de video-juegos.

Entre el cine y la televisión se había encontrado un eslabón perdido: el Nintendo. Las consolas vinieron a evolucionar la forma de entretenimiento en el mundo entero y Mario en un principio se desenvolvió como un villano que enfrentaba a Donkey Kong en un juego de puntación como la mayoría.

El salto que dio a ser un bonachón fue curioso ya que ‘Los hermanos Mario’ eran en realidad asesinos y con las pruebas a continuación presentadas y el recuerdo en película VHS del programa de televisión Nintendomanía transmitido por TV Azteca en 1995, expongo el lado siniestro de los dos fontaneros, Mario y Luigi, desde Súper Mario Bros para la consola NES (Nintendo Entertainment System 1983 Japón y 1985 Norteamérica), evidencio las dos caras de estos personajes que conservarían un poco de villanía.

Cabe aclarar para todo fan que solo me enfocare en la versión 8-bit de Mario, sin embargo en todas las versiones se les ve repetir la misma acción a continuación descrita, y es que todos los seguidores de Mario en las diversas aventuras han destrozado con mano propia de los personajes numerosos bloques de piedra de las zonas subterráneas, así como los bloques de ladrillo, y pequeños bloques sólidos de materia desconocida y plateada o verde. Todo ello por la avariciosa búsqueda de las monedas de oro. ¿Entonces salvas princesas o buscas oro en un mundo arruinado por la guerra e invasión? y lo mejor, con ello estas cometiendo un crimen.

Si naciste en la generación del 98 hacia atrás, sabrás muy bien de lo que hablo, pues, dentro de la ficción del juego los hombres champiñón fueron convertidos en piedras, ladrillos e incluso en plantas. El reino champiñón quedó en ruinas. Invadido por las fuerzas de Gran Rey Tortuga: Koopa [Bowser].

Mario, el héroe de la historia (tal vez) se entera del sufrimiento de los hombres champiñón y se embarca en una misión para liberar a la princesa champiñón del malvado Koopa y restablecer el reino caído de los hombres champiñón. Sin embargo, alrededor de la odisea se le ve machacar en repetidas ocasiones a los ladrillos, de hecho el juego es prácticamente imposible de jugar sin destrozar los bloques de ladrillos que en realidad son hombres champiñón del reino recién conquistado y transformado. Todo se ve en la pequeña sinopsis del juego:

Como se aprecia claramente en la traducción de la sinopsis del mismo juego pero en la versión norteamericana que da explicito:

Un día, el reino de los pacíficos hombres champiñón fue invadido por los Koopa, una tribu de tortugas conocida por su magia negra. Los hombres champiñón fueron convertidos en piedras, ladrillos e incluso en colas de caballo [planta], y el Reino Champiñón quedó en ruinas.

La única capaz de deshacer el hechizo mágico que ha caído sobre los hombres champiñón y devolverlos a su forma normal es la Princesa Toadstool [Princesa Peach], hija del Rey Champiñón. Por desgracia, ella se encuentra actualmente en manos del Gran Rey Tortuga Koopa [Bowser].

Mario debe rescatar a una princesa que se encuentra en un reino sin vida. Con la aparente destrucción de la conquista y bajo las manos de dos hermanos fontaneros repletos de oro, ni lo imaginabas verdad. Mario a través de sus aventuras asesina una serie de inocentes e indefensos hombres champiñón. ¿Lo sabías? A partir de ahora, cuando vuelvas a encarnar a Mario en una de sus aventuras, pensaras dos veces al romper un bloque de ladrillo o piedra, pues con ello estas arrebatándole la vida a un pobre e indefensos hombre champiñón.


Leave a Reply